Drones vs satélites: ¿rivales o complementarios?

Tanto los drones como los satélites han contribuido a marcar el inicio de una nueva era en la observación de la Tierra. Estas dos herramientas de teledetección han revolucionado nuestra capacidad de recopilar datos detallados sobre la superficie de nuestro planeta. Si bien pueden parecer rivales a primera vista, una mirada más cercana revela que sus fortalezas son en realidad complementarias, y cada una compensa las debilidades del otro.

Los drones tienen varias aplicaciones relacionadas con los SIG y son reconocidos por su capacidad para capturar imágenes detalladas y de alta resolución de áreas relativamente pequeñas, con una agilidad y precisión incomparables. Sin embargo, su alcance, cobertura y tiempo de vuelo son inherentemente limitados, a menudo restringidos por la duración de la batería y la susceptibilidad a condiciones climáticas adversas. En este caso, los datos satelitales pueden ser un poderoso aliado, con la capacidad de capturar vastas franjas de la superficie de la Tierra de manera rápida, eficiente y repetida.

Comparación drones vs satélites

Al profundizar en las características específicas de los datos satelitales y de drones, resulta evidente que cada fuente ofrece unos beneficios. Por lo tanto, cuando se utilizan juntas nos proporcionan un enfoque sinérgico para la observación de la Tierra. En esta tabla se ofrece una comparación de sus cualidades:

Tabla drones vs satélites, obtenida de Are Drones and Satellites Competing or Complementary as Sources of Geospatial Data?

Ventajas de los drones

Se puede decir que el beneficio clave de los drones es su capacidad para proporcionar datos de muy alta resolución espacial, hasta un nivel de centímetros; en otras palabras, imágenes increíblemente detalladas. Esto es ideal, por ejemplo, para tareas de ingeniería o evaluaciones de seguridad. Por el contrario, si bien la resolución espacial proporcionada por los satélites mejora constantemente, como vimos cuando os hablamos de cómo obtener imágenes de satélite de alta resolución, sigue siendo significativamente menor que la capturada por los drones, que suele oscilar entre metros y decenas de metros. Sin embargo, donde los satélites realmente destacan es en su capacidad de proporcionar una perspectiva macro, capturando datos sobre vastas áreas de manera rápida y eficiente. Los conjuntos de datos de esta escala son invaluables para el análisis integral, la toma de decisiones y la gestión de proyectos a gran escala.

Fotografía aérea obtenida por un dron de @getdronetech

Otra ventaja de los drones es que pueden desplegarse increíblemente rápido y son muy maniobrables, algo fundamental para misiones urgentes o específicas, como la búsqueda de supervivientes inmediatamente después de un desastre. La inmediatez con la que se puede acceder y analizar los datos de los drones también es de gran importancia. Sin embargo, el tiempo de vuelo de un dron suele estar limitado por la duración limitada de la batería. Los satélites no son una opción tan flexible ni tan específica, pero ofrecen un seguimiento constante y consistente. También pueden realizar visitas frecuentes a un área de interés determinada y ofrecer datos actualizados periódicamente, ideal para un seguimiento a largo plazo.

Inconvenientes de los drones

Uno de los mayores inconvenientes de los drones es que pueden verse limitados por condiciones climáticas como los fuertes vientos. Su uso también puede estar restringido en ciertos lugares debido a la legislación local o desafíos logísticos. Sin embargo, los satélites pueden observar cualquier lugar de la Tierra y capturar datos en todas las condiciones, incluso de noche, si utilizan sistemas de radar de apertura sintética (SAR). Sin embargo, vale la pena señalar que, en condiciones de nubosidad intensa, los satélites no pueden capturar datos espectrales, a diferencia de los drones, que pueden volar por debajo de las nubes.

Por último, aunque cada vez hay más opciones disponibles, los datos satelitales pueden seguir siendo bastante caros. Esto significa que los drones suelen ser la solución más asequible para operaciones localizadas o de corto plazo. Por otra parte, en el caso de proyectos de gran escala, las economías de escala hacen que los datos satelitales a menudo resulten más rentables.

En resumen, las amplias áreas de cobertura y las frecuentes revisitas logradas por los satélites proporcionan datos en una escala que no es posible para los drones, mientras que los drones proporcionan una solución ideal para muchas de las deficiencias de los satélites. Además, las imágenes satelitales, con su perspectiva macro, pueden contextualizar los datos detallados proporcionados por los drones. Cuando se combinan, ofrecen un conjunto de datos rico y sólido, invaluable para una amplia gama de aplicaciones.

Casos de uso en los que drones y satélites trabajan muy bien juntos

La respuesta a desastres es una aplicación clave para la observación de la Tierra:

  • Los drones se despliegan rápidamente para evaluar los daños, proporcionando datos vitales para ayudar en las operaciones de rescate y evaluación de los daños.
  • Mientras tanto, los satélites ofrecen una perspectiva más amplia, mapeando el área afectada y rastreando el progreso de los esfuerzos de recuperación a lo largo del tiempo.

Esta combinación garantiza que cada fase de la respuesta al desastre, desde el socorro inmediato hasta la reconstrucción y la prevención a largo plazo, esté informada por los mejores datos posibles.

Esfuerzos de rescate en Marruecos tras el terremoto de 6,8 grados. Septiembre de 2023. Link

De manera similar, en el campo del monitoreo de inundaciones:

  • Se pueden desplegar drones para capturar imágenes de alta resolución de las áreas afectadas, imágenes que muestran la magnitud de los daños y pueden ser fundamentales para planificar acciones de respuesta inmediata.
  • Los satélites complementan aún más esto al monitorear el alcance de las inundaciones en un área más amplia y rastrear su movimiento a lo largo del tiempo, ofreciendo una visión estratégica que es esencial para la recuperación y la planificación futura.

Aquí podemos ver como los satélites de Planet ayudaron en las inundaciones de Grecia de 2023.

Otro caso de uso convincente es la agricultura, particularmente en el monitoreo de cultivos. Tanto los drones como los satélites pueden equiparse con cámaras de imágenes multiespectrales para evaluar la salud de los cultivos. Sin embargo:

  • Mientras que los drones pueden evaluar los cultivos a nivel granular, identificando áreas de estrés o enfermedades a veces en plantas individuales,
  • Los satélites pueden monitorear el crecimiento y el rendimiento de los cultivos en toda una región agrícola.

Contrasting Landscapes

Este enfoque dual garantiza tanto una intervención específica como una gestión global de los recursos agrícolas.

Más info: https://geoawesomeness.com/eo-hub/are-drone-and-satellites-competing-or-complementary-as-sources-of-geospatial-data/

1 comentario en «Drones vs satélites: ¿rivales o complementarios?»

  1. Interesante artículo Aurelio, que aunque nos puede parecer obvio, describe la complementación de estos dos sistemas para el monitoreo de diferentes fenómenos de la Tierra.
    No son rivales, son complementarios y muy útiles !

    Responder

Deja un comentario